Familias y Sociedades Inclusivas

El Día Internacional de la Familia, se celebra cada 15 de mayo para crear conciencia sobre el papel fundamental de las familias en la educación de los hijos y las oportunidades de aprendizaje permanente que existen para niños y jóvenes.

“El 20 de septiembre de 1993, la Asamblea General de Naciones Unidas decide que el 15 de mayo de cada año se celebre el Día Internacional de la Familia. La celebración de este año resalta el papel de las familias y las políticas familiares como elemento importante para el cumplimiento del objetivo de desarrollo sostenible 16, en términos de promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible. Por eso el lema de este año es ‘Familias y sociedades inclusivas’.
El concepto de familia se ha transformado continuamente y evolucionado a lo largo de la historia. Pero lo cierto es que hay unanimidad en considerar a la familia como unidad básica de la sociedad, por eso el Día Internacional de las Familias nos permite abordar aspectos sociales, económicos y demográficos a la vez que se sitúan en la base de la educación, la convivencia y la cohesión social.

Si, en términos generales, la familia se puede considerar como un grupo de personas que están relacionadas y que conviven juntas, también podemos decir que la familia es una unidad de protección, que la familia es sólida, frágil pero también diversa. Existen familias nucleares, familias extensas, familias monomarentales, monoparentales, homoparentales, adoptivas, acogedoras y reconstituidas. La familia es algo más que un fenómeno puramente biológico, es una construcción cultural en la medida en que cada sociedad la define de acuerdo con sus necesidades y su visión del mundo.

Por ello, la Declaración Universal de los Derechos Humanos manifiesta que la familia es un elemento natural, universal y fundamental de la sociedad y por ello tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado. La familia es una expresión de la sociedad y debe ser un espacio de desarrollo sano de oportunidades para todos sus miembros. En la familia se aprende y en la familia se educa para ser persona. Allí se adquiere el carácter y se aprenden emociones positivas. Se aprenden la alegría, el perdón, la compresión, la solidaridad. Se aprende para la vida, para la equidad, para las diferencias, para ser mejores personas y mejores ciudadanos.”

Fuente: eldiario.es